'El tiempo de la felicidad' (T2)': El petróleo lubrica Noruega
'El tiempo de la felicidad' (T2)

La explosión de petróleo en Noruega y sus locos años 70

[Estreno el 17 de mayo en Filmin]

Nuevos episodios de este multipremiado drama sobre la explotación del mayor yacimiento petrolífero del mundo y sus consecuencias en la sociedad noruega.
el tiempo de la felicidad 2 filmin

Una mancha de petróleo se arrastra por el mar en su camino hacia el banco de peces Klondyke después de la explosión del pozo de petróleo Bravo en 1977. La protección del Medio Ambiente es por primera vez una preocupación para la industria petrolera noruega. En 1980, la plataforma de perforación semisumergible Alexander Kielland se hunde y mueren 123 personas. La gente está empezando a ganar dinero de verdad en Stavenger, algunos más de lo que creen.

La segunda temporada del drama noruego El tiempo de la felicidad, de Mette Bølstad (Nobel), se estrenará en exclusiva en Filmin el próximo martes 17 de mayo.

Esta T2 nos traslada desde 1977 hasta 1980, cuando el crecimiento desmedido del imperio petrolífero se desbocó

La primera temporada, Mejor Guion y Mejor Música en Canneseries y gran triunfadora de los Emmy TV Noruegos, se remontaba a finales de los años 60, cuando el descubrimiento de un monumental yacimiento petrolífero en el pequeño pueblo costero de Stavanger cambió la historia de Noruega.

Los ocho nuevos episodios, en los que continuamos conociendo a los cuatro jóvenes protagonistas de la primera temporada, nos trasladan desde 1977 hasta 1980, período en que el crecimiento desmedido del imperio petrolífero se desbocó, causando un desastre medioambiental y un naufragio que acabó con la vida de 123 personas en el Mar del Norte.

La mayoría de actores de la primera temporada están de vuelta, incluidos Anne Regine Ellingsæter como Anna Hellevik, Bart Edwards como Jonathan Kay, Malene Wadel como Toril Torstensen, Pia Tjelta como Ingrid Nyman y Per Kjerstad como Fredrik Nyman.

Escrito por Serielizados (@serielizados) en mayo 2022.

Ver más en El tiempo de la felicidad.