John Constantine, exorcista a domicilio
#VadeRetroKeanuReeves

John Constantine, exorcista a domicilio

Matt Ryan, el John Constantine televisivo
Ni al técnico de Telefónica, ni al repartidor de Telepizza, ni siquiera al kebabdepolloamigo —que recientemente has descubierto que tiene servicio a domicilio— esperarías con más impaciencia

Queridos telespectadores, televidentes, seriéfilos, cómic(¿éfilos?), olvídense de cualquier especie de tipo con mallas que ronda las parrillas televisivas. Olvídense de Arrow, The Flash, los policías polis de Gotham (seguro que a Homer Simpson le ha hecho gracia esto… HAHAHA), incluso de la embrionaria Agente Carter, de toda la plantilla de S.H.I.E.L.D. ¡Olvídense de Phil Coulson! (Lo siento, Phil).

John Constantine, ¿dónde has estado todo este tiempo?

«Admitámoslo, es el hombre que todos queremos. Es decir, vamos, hay un demonio en mi habitación, sí, QUIERO a John Constantine»

ÉL es EL hombre. Aquel que aparece en el momento justo, el momento en el que piensas “¡No vayas por ahí!”, “¡No mires debajo de la cama!”, “¡Joder!, ¿en serio vas a ir al baño en un momento como éste?”. Nada de eso importa si está John Constantine para arreglarlo. Admitámoslo, es el novio que todas todos queremos, digo, el hombre que todos queremos. Es decir, vamos, hay un demonio en mi habitación, sí, QUIERO a John Constantine. ¿Sabes lo típico de “Oh, mierda, un espíritu maligno del circulo interior del Inframundo a vuelto a colarse en mi nevera” o “Tío, Lucifer en persona está volviendo a jugar a los médicos con mi novia” o “Mierda, El Maligno ha vuelto a ganar las elecciones en mi país”? NUNCA MÁS. Bueno, para lo último espérense a la segunda temporada que seguro, pero seguro, hacen algo al respecto.

Fuck Yeah ConstantinePor favor os lo pido, todos aquellos fanboys de las series de misterios, de los problemas mundanos y banales de la gente de a pie. Que si han matado a tal, que si ha habido una masacre no sé dónde, secuestros, bla bla, ¿A quién le importa? Seamos sinceros, las amenazas infernales deberían ocupar un papel más relevante en nuestro día a día. Es decir, están ahí, ¿sabes? Y solo tenemos a un maestro de las artes oscuras para defendernos. Necesita nuestro apoyo. Sobre todo para realizar el MAYOR exorcismo de todos los tiempos: echar del imaginario popular al chikilicuatre de Keanu Reeves jugando a las barbies con este papel. #vaderetrokeanureeves. Seamos comprensivos, está un poco jodido el hombre, para qué nos vamos a engañar. Y los desalmados de los creadores ya le han encolomado una tensión sexual no resuelta que durará ¿Cuánto? ¿9 temporadas? Eso no es vida, amigos. Este hombre es un héroe. Un súper héroe de verdad.

Verán, mucha gente se pregunta cómo sabes cuándo te has enamorado. Yo ya lo sé. Que a ver, hablo de la serie, claro, en todo momento. Excepto ahora. Seamos sinceros, ¿quién no ha querido ser un exorcista cool alguna vez en su vida? Me niego a ser el único. El James Dean de lo paranormal. ¡Exorcism is the new sexy! Solo le faltaba el rock’n’roll, y adivinen quién practica brujería a ritmo de los Sex Pistols. AHÁ. Añádanle un acento de esos que parece que con una taza de té se solucione todo y ya lo tenemos. ¿Se puede pedir más?

— ¿Cómo dices? ¿Un poltergeist en el televisor que no te deja ver Sálvame? Better call John, cogerá el mando y no solo te apagará el televisor, vamos, que te sintonizará hasta el teletexto si se lo pides. Magia negra, amigos.

— Entiendo. Su hija vomita sangre y habla en sánscrito, arameo, catalán, euskera y lapao al revés. Nada más fácil, cuatro palabrejas, un circulo de sangre y un omeoprazol. Así es él, oigan.

«Amigos, Constantine es el MacGyver de las pelis de miedo. Yo no me separaría de el ni para ir a la casa del terror de Disneyland»

¿Pelos en tu baño de estilo japonés? ¿Fantasmas en las fotografías? ¿Estás muerto y prefieres no saberlo antes que hacerte un spoiler? John tiene hasta un traje espacial para ir a la Nostromo si lo necesitas. Amigos, Constantine es el MacGyver de las pelis de miedo. Yo no me separaría de el ni para ir a la casa del terror de Disneyland. ¿Que si quiere protegerte es probable que te utilice de cebo? Puede ser. Quizá incluso te deja plantado. También puede ser. ¿Saldrá mal? Probablemente. Pero joder, es un maestro de las artes oscuras y yo, en estos temas, haría caso hasta a Sandro Rey.

Conozcan al mentalista del lado oscuro, al hermano gamberro de Sherlock Holmes (el otro, vaya), al Oberyn Martell de más allá del muro. Al Johnny Rotten de los cantos gregorianos, al Darth Vader dentro de Anakin Skywalker, al Bret Easton Ellis de las sagradas escrituras. Conózcanle y luego me cuentan. Que no soy celoso.

“Me llamo John Constantine. Soy el que sale de las sombras, con su gabardina, lleno de arrogancia. Alejaré a tus demonios, les patearé las pelotas y les escupiré cuando estén en el suelo. Dejando tan solo un asentimiento, un guiño y un chascarrillo de despedida. Recorro mi camino a solas porque, seamos honestos… ¿Quién estaría lo bastante loco como para recorrerlo conmigo?”

YO, JOHN, YO <3

Escrito por Jose Galbis en febrero 2015.

Ver más en Cómic, Gabardinas, Testosterona, Constantine.