5 razones para ver ‘Justified’
La perla escondida del canal FX

5 razones para ver ‘Justified’

Una serie tan maravillosa como injustamente olvidada

1. Por Raylan Givens

Un Lucky Luke de carne y hueso. Un gentleman de gatillo fácil pero preciso. Un US marshal con estilazo que su principal tarea es la de poner orden en el caos. Un personaje interesante, que tiene a su padre y a su compañero de colegio como principales enemigos. Vale la pena ver Justified sólo por disfrutar lo bien que se hace el chulo sarcástico Timothy Olyphant (Deadwood) en el papel de Raylan Givens: un «cowboy solitario» que vive atrapado en el pueblo que lo vió nacer y crecer con sus compañeros de clase, que ahora son los delincuentes. Todo queda en casa.

justified-raylan-givens-pistolas-timothy-olyphant

2. Por la cantidad ingente de delincuentes paletos

Justified sucede en Harlan, un condado de Kentucky, dónde se encuentra la crostra más crostra del estado. Unos piltrafillas apalurdados, entrañables al fin y al cabo, que viven en sus chabolas de campo y se dedican exclusivamente a infringir la ley en todo lo que hacen y se proponen en la vida. Su trayectoria está destinada a acabar en prisión, y son conscientes de ello, pero tampoco saben hacer otra cosa más que eso: delinquir hasta que los pillen. Se podría decir que Justified es algo así como una serie sobre el clásico juego de «polis y cacos» situada en la América profunda con criminales de «pueblo» jodidamente retardeds.

justified-dewey-crowe-dickie-bennett-serielizados

3. Porque es una serie que acaba

Sí, lo habéis leído bien. Justified no sufrirá el “efecto chicle” de otras series como Homeland o Dexter alargadas hasta el punto de ser menospreciadas. Justified acabará por razones artísticas, así lo anunció la cadena FX y lo hará con la sexta temporada que, por cierto, tiene PINTACA. Aprovechad, porque de momento todas las temporadas son perfectas. No es ni será una serie de culto, pero si algo tiene Justified es un equilibrio brutal entre capítulo y capítulo. Temporada tras temporada los guionistas tejen un western peculiar con historias redondas, dramáticas y teñidas de un humor negro «muy pueblerino». Como buena serie americana cumple a la perfección uno de los principales cometidos de una ficción: entretener y enganchar. No os defraudará.

justified-season-4-raylan-boyd

4. Por el actor que debería ser el nuevo Joker de la próxima de Batman

Los que vieron The Shield (si aún no lo has hecho qué narices haces con tu vida) se acordarán de Walton Goggins. Un tío que ha actuado hasta de travesti en Sons Of Anarchy, y, ojo, lo borda. En Justified sube el listón interpretando a Boyd Crowder, un as de la delincuencia. Un personaje siniestro con una evolución demencial (pasa de ser nazi a sacerdote en un plis plas) y sobre todo muy elegante. Un dandy de lo criminal. Está en todos los meollos, siendo el principal sospechoso, pero no se sabe cómo, siempre acaba saliéndose con la suya. Es el capo de los negocios sucios de un pueblo lleno de ineptos, y eso facilita la tarea de saber colgarle el marrón a otro. Su relación con Raylan Givens es uno de los pilares de la historia y, sin duda, es una de las parejas televisivas que inexplicablemente ha pasado más desapercibida de la TV actual.

justified-goggins-imprescindibles

5. Porque no es una serie de la que se hable a cascoporro

Nos llenamos la boca con Juego de Tronos, nos flipamos (con razón) con True Detective (aunque apunta a hype), y, cuando llega el momento, también tenemos nuestra neurosis particular por Sherlock. El fan seriéfilo es casi igual de feroz y peligroso que el fan de Justin Bieber. El problema es que cuando se acaban esas series parece que se acabe el mundo, nos entra el mono y queremos más dosis. Por eso vale la pena reivindicar series tan sexies e injustamente tratadas como Justified, que aunque no se hable tanto de ellas, merecen un espacio en nuestra estresante agenda seriéfila.

Nota: Justified es una adaptación del relato Fire in the hole de Elmore Leonard

Escrito por Betu Martínez en abril 2014.

Ver más en Dosis, Moteles, Polis y capos, Testosterona, Justified.