'Sentimos las molestias': Resines y Rellán en estado de gracia
'Sentimos las molestias'

Resines y Rellán en estado de gracia

Movistar + estrenó hace unos días la comedia ‘Sentimos las molestias’, creada por Álvaro Fernández Armero y Juan Cavestany, autores de ‘Vergüenza’.

La serie tenía previsto estrenarse hace meses, pero debido al grave estado de salud de Antonio Resines (el cual estuvo más de un mes en coma en el hospital debido a la Covid-19), Movistar+ decidió esperar. Por suerte, Resines pudo recuperarse y la plataforma ha decidido estrenar la serie a modo de celebración. El actor ha aprovechado la promoción para apoyar y reivindicar la necesidad de inversión y mejoras en la situación de la sanidad pública y sus trabajadores.

En Sentimos las molestias Resines interpreta a Rafael Müller, un director de orquesta muy prestigioso, y Miguel Rellán a Rafa Jiménez, un viejo rockero de vuelta de todo al que están a punto de echar de su piso por una mísera indemnización.




La química entre ambos actores es brillante y los dos protagonistas están muy por encima de la serie que protagonizan. Funcionan muy bien las pullas y verdades que se dicen, al igual que los momentos tiernos que surgen entre ambos. Müller es un tipo serio, introvertido, elitista y egocéntrico. Está casado y vive en un casoplón enorme con piscina, cocinera y un perro labrador al que no hace nada de caso.

Después de un discurso cargado de egocentrismo durante la recogida de un premio a su trayectoria, su mujer Gloria (Fiorella Faltoyano), decide dejar a Müller e irse de casa. Algo que descoloca al director de orquesta, ya que para él siempre ha estado todo bien.

En cambio, Jiménez, es un tipo sin filtro al que le da todo igual y que vive en un bloque adquirido por un fondo buitre que hace todo lo posible para echar a los inquilinos; desde cortarles el agua o dejarles sin ascensor, pagándoles miserias para que se marchen del edificio por la imposibilidad de vivir en esas condiciones.

Hay cierta crítica a una generación que lo ha hecho todo y no sabe retirarse a tiempo

Sentimos las molestias es una serie ligera de capítulos de 30 minutos, pero con momentos de crítica social y pullas lanzadas en todas direcciones. Müller debería retirarse en lo más alto de su carrera con el prestigio que ya ha adquirido, pero no quiere. Tras un accidente por el que debería estar de baja, Müller sigue negándose porque cree que su ayudante, Lombardo (Peter Vives), le va a quitar el sitio. Esta situación denota cierta crítica a una generación que lo ha hecho todo y no sabe retirarse a tiempo, impidiendo pasar el relevo a esta nueva generación de jóvenes sobradamente preparados, a los que nunca les llega la oportunidad que están esperando.

En otro momento de la serie, Müller intenta ligar con Victoria (Melina Matthews) la prestigiosa violonchelista de su orquesta, pero mete la pata hasta el fondo. Él no entiende el porqué hasta que ella le explica que, no es tanto el intento de ligar, como el derecho de pensar que puede hacerlo debido al poder adquirido por su posición de prestigio. Melina Matthews está muy bien como primera violonchelista de la orquesta. Ella siente una gran admiración por el director y se encuentra con esta papeleta que acaba manejando perfectamente.

Jiménez por su parte, quiere seguir viviendo como si tuviera treinta años. En un momento de la serie, decide volver a unir a su banda para salir a la carretera y emprender una última gira que los lleve por toda España. Se cita con ellos en un parque, pero la realidad que se encuentra es que todos sus compañeros son abuelos y están muy felices con su jubilación y cuidando de sus nietos mientras sus hijos trabajan. El único que no ha aceptado que su época de rockero ya pasó, es él. Todos están contentos y agradecidos por lo vivido y por haber sido rockeros en los setenta, pero ya están a otra cosa. Esa nostalgia por lo vivido se ve a lo largo de la serie.

Cabe destacar el fantástico plantel de actores de reparto que aparece a lo largo de la serie

La relación entre los Rafas es la de dos amigos que se dicen todo tipo de verdades a la cara y en la que siempre se están comparando el uno con el otro. O mejor dicho, en la que Müller siempre se compara con Jiménez. Algo que se entiende muy bien en sus quedadas para comer en el restaurante caro de siempre.

Cabe destacar también el plantel de actores de reparto que aparece a lo largo de la serie como Tito Valverde, María Casals o Luisa Gavasa que están fantásticos, así como también Fiorella Faltoyano, quien debería tener más protagonismo.

Por cómo evolucionan las tramas, está claro que habrá segunda temporada y se agradecería que subieran unos peldaños más en cuanto a mordacidad, acidez y mala leche en el tono general de la serie.

Escrito por Inma Gómez en abril 2022.

Ver más en Nostalgia, Sentimos las molestias.