James Gandolfini pudo sustituir a Michael Scott en ‘The Office’
HBO lo impidió

James Gandolfini pudo sustituir a Michael Scott en ‘The Office’

James Gandolfini en una de sus míticas sesiones con la Dra. Melfi.

El malogrado actor de Los Soprano estuvo a punto de fichar por la comedia de NBC pero HBO lo impidió pagándole 3 millones de dólares.

La anécdota fue revelada durante el episodio más reciente del podcast sobre Los Soprano ‘Talking Sopranos’. Un exitosos programa que llevan dos actores de la mítica serie: Michael Imperioli (Chris Moltisanti) y Steve Schirripa (Bobby Baccala).

En ‘Talking Sopranos’ ambos actores conversan con otros miembros de la serie, ya sean de detrás o delante de las cámaras, así como también con invitados especiales. Cada podcast está centrado en un episodio de la serie y comparten el mismo título.

El último podcast, titulado «Join the club», como el segundo episodio de la sexta temporada, contó con Ricky Gervais como invitado. El creador británico es una gran fan de la serie de David Chase y la considera «la mejor serie de la historia». Incluso explicó que estuvo invitado al rodaje de la última temporada. Y recuerda a la perfección la escena que presenció.

En la conversación de dos horas los tres hablan de todo pero ha sido la revelación sobre la relación de James Gandolfini con The Office lo que ha dado la vuelta al mundo. Ha sido hablando sobre la versión americana que lideraba Steve Carrell como Michael Scott. Los dos actores de Los Soprano han explicado que cuando Steve Carrell abandonó The Office, los productores de la comedia le ofrecieron a James Gandolfini interpretar al personaje que lo iba a sustituir como jefe de Dunder Mifflin. Un personaje que eventualmente interpretó James Spader. El actor que, por cierto,  «dejó sin Emmy» a Gandolfini en la última nominación posible para su papel de Tony Soprano.

James Spader luciendo chándal como Robert California en ‘The Office’. Gandolfini lo hubiera clavado.

La cuestión es que para entonces (2011) ya habían pasado cuatro años desde el final de Los Soprano.  Y parece ser que Gandolfini estaba dispuesto a «fichar» por la comedia. Sin embargo, siempre según Michael Imperioli y Steven Schirripa, HBO decidió pagarle a Gandolfini 3 millones de dólares para que no lo hiciera. Es decir, un bonus caído del cielo para un «no-fichaje». O una manera muy directa de hacer una oferta que James Gandolfini no rechazaría: 3 jo***dos millones por no trabajar. 

La razones de HBO parecen ser varias. Desde una decisión consciente para que Gandolfini no «manchara el legado de Los Soprano» con este nuevo papel –una decisión muy relativa, la verdad– hasta motivos más empresariales. Porque el actor seguía teniendo una relación laboral con la cadena de cable. En esa época y tras el final de Los Soprano, Gandolfini trabajó en películas y obras de teatro. Incluso obtuvo una nominación a los Tony por su interpretación en la obra Un dios salvaje. Pero en cuanto a proyectos televisivos, el actor tenía un pacto de exclusividad con HBO, también como productor. De hecho, durante los años previos a su muerte, en 2013, estuvo desarrollando la que iba a ser su próxima miniserie en HBO, la reconocida The Night Of.

Esa historia ya la sabemos. Después de que el mítico actor que dio vida a Tony Soprano muriese de un infarto en Roma, su amigo John Turturro tomó su relevo en la miniserie creada por Richard Price. La historia de Gandolfini y The Office no la conocíamos y por suerte, gracias a un podcast tan recomendable como ‘Talking Sopranos’  podemos jugar a imaginar qué hubiera pasado si un actor de su presencia hubiera acabado siendo jefe de Jim, Pam, Dwight y compañía. Quizás en algún universo alternativo de Loki, tal cosa existe. 

Escrito por Serielizados (@serielizados) en julio 2021.

Ver más en The Office.