La industria del porno en las series: Orgasmos y gatillazos
NOT SAFE FOR WORK

La industria del porno en las series: Orgasmos y gatillazos

¿Te interesa la reciente moda de hacer biografías de estrellas del cine para adultos? ¿Sientes curiosidad por el funcionamiento interno de la industria del porno? ¿Sabes que es un negocio sumamente lucrativo que mueve miles de millones de dólares? Si alguna de las respuestas a estas preguntas es SÍ, este articulo va dedicado a vosotros.

Alessandro Borghi da vida a Rocco Siffredi en 'Supersex'.

Después de repasar algunas de las mejores series radiofónicas del panorama televisivo, hoy os voy a presentar toda una colección de series de todo el mundo y que tienen como nexo común muchos aspectos de la industria del porno en las series, desde sus estrellas a los guionistas y directores.

La presencia de la industria porno en las series presenta de entrada una enorme contradicción por la imposibilidad de mostrar en muchas cadenas y plataformas, escenas de primeros planos de  sexo explicito, por lo que se debe acudir a trucos de cámaras o visiones indirectas del acto sexual, más cercanas al voyeurismo que al sexo duro y puro que practican en directo.

Para ser un tema tabú y bastante escabroso para algunas personas, lo cierto es que hemos encontrado bastante muestras de series centradas de forma exclusiva en la industria del cine pornográfico. La industria del porno en las series

Hemos dejado fuera de la selección series puramente eróticas, con profusión de desnudos pero sin relación con la industria del cine porno o series que hablan de revistas eróticas como es el caso de la excelente Minx por quedarse fuera del sector puramente industrial del cine porno.

Las series sobre la industrias del porno se dividen en dos grandes tipos, las dedicadas a las grandes estrellas del sector y las que se centran en los entresijos de producción y dirección, pero que en ambos casos  tienden a converger en determinados momentos. La industria del porno en las series

En la selección hay un poco de todo, por eso he querido titularla gatillazos y orgasmos, por la disparidad de resultados que vais a poder comprobar a continuación. La industria del porno en las series

Adult material (Reino Unido)
La vida privada de una estrella del porno

4 episodios, 45 minutos / Disponible en Disney + La industria del porno en las series

Hayley Burrows (excelente Hayley Squires) es una madre trabajadora con tres hijos que se gana la vida como una gran estrella del porno británico bajo el nombre artístico de Jolene Dollar. Su estatus en la industria pornográfica le permite elegir sus trabajos y las escenas que realiza, ejerciendo además de mentora para las chicas jóvenes que quieren empezar en la industria.

La llegada de la joven y ambiciosa Amy se ve enturbiada cuando la chica en su primer día de trabajo es enredada para hacer una practica sexual muy peligrosa que le deja ciertas secuelas. Algo que enfada mucho a Jolene, la cual inicia una lucha muy desigual contra los productores que han engañado y presionado a la novata para hacer esa escena.

La lucha de Jolene Dollar contra esos personajes de la industria personificados en su productor Carroll (un irreconocible Rupert Everett) y sobre todo en un baboso actor y director estadounidense Tom Pain, centra este retrato crudo y sórdido de la industria pornográfica.

La industria del porno en las series

Des gens bien ordinaires (Francia)
Una distopía pornográfica

8 episodios, 15 minutos / No disponible en España

A finales de los años 90 Romain es un joven estudiante de sociología de dieciocho años que se encuentra atrapado en una relación altamente tóxica en un mundo distópico controlado por las mujeres y en una posición de inferioridad de la que intenta salir.

La válvula de escape de Romain se convierte en la participación en películas porno donde poco a poco  acaba encontrándose más a gusto que en la realidad de su mundo imaginario pero con muchas referencias a las situaciones actuales.

Una historia muy curiosa que le valió el Emmy Internacional a la mejor serie en formato corto de 2023 en la primera creación de Ovidie, una activista y actriz pornofeminista.




Supersex (Italia)
La desconcertante biografía de Rocco Siffredi

7 episodios, 60 min / Disponible en Netflix

La mención de la figura de Rocco Siffredi se asocia de forma directa con una de las grandes estrellas mundiales del cine pornográfico, por lo que el anuncio de Supersex una biografía de su personaje levantaba unas ciertas expectativas dentro de ese contexto de la historia del cine para adultos, como reforzaba la publicidad y el marketing haciendo hincapié en su figura como icono sexual.

Sin embargo, las apariencias engañan y mucho, puesto que Supersex se aleja mucho de ese exhibicionismo explicito que cabría esperar de una biografía de una estrella del cine porno, para entrar en un terreno mucho más intimista y centrado en su tempestuosa relación con su hermano Tomasso que marcó profundamente su vida.

Ese enfoque tan diferencial en el desarrollo de la biografía se debe a la mano de su creadora Francesca Manieri que ha escrito en grandes series italianas como El Milagro o Anna y que ha llevado al personaje de Rocco Siffredi a un terreno completamente diferente al esperado o al publicitado, con un resultado que va a depender mucho de tus expectativas previas respecto a lo que esperas ver.




The deuce (Estados Unidos)
El nacimiento de la industria neoyorquina del porno

25 episodios, 60 minutos / Disponible en HBO Max

Otra joya de David Simon, centrada en la degradada zona de Times Square en la década de los setenta, cuando dos hermanos gemelos, Vincent y Frankie se prestan a blanquear y hacer de fachada respetable a un clan mafioso, para los que hacen todo tipo de encargos y negocios turbios, de los que aspiran a salirse en algún  momento de sus vidas.

En paralelo conocemos el submundo de la prostitución, los chulos y los traficantes de drogas, a través de los ojos de Candy una veterana prostituta que empieza a notar que las chicas jóvenes recién llegadas, le están arrebatando el terreno y los clientes. Ante esa negra perspectiva, Candy empieza a derivar hacia el terreno del cine pornográfico, primero como actriz y luego como directora para aprovecharse del boom que experimentaba en esa época.

Candy es una mujer bastante inteligente que rápidamente se percata que el cine pornográfico puede ser una buena escapatoria de las calles y poco a poco empieza a actuar en los rodajes de un baboso director Harvey Wasserman, que le acaba haciendo de mentor cinematográfico, enseñándole a rodar para que pueda pasar detrás de las cámaras en lugar de estar delante.




The naked director (Japón)
El precursor del cine pornográfico Nipón

8 episodios, 50 min / Disponible en Netflix

Toru Muranishi fue el principal precursor del cine pornográfico en Japón y la serie nos desarrolla en forma autobiográfica sus inicios en Sapporo cuando dejó su trabajo de vendedor de enciclopedias, tras descubrir a su mujer engañándole con su mentor.

La serie esta basada en la novela de Nobuhiro Takahashi, ‘Zenra Kantoku Muranishi Toru Den’, que es una biografía no autorizada del director Toru Muranishi, uno de los personajes más controvertidos de la historia japonesa reciente, con numerosas detenciones y condenas por escándalo público, incluyendo sus polémicas apariciones televisivas.

El actor japones Takayuki Yamada hace un verdadero tour-de-force interpretativo al mostrar todas las contradicciones internas de un personaje muy complejo, desnudándose figurada y literalmente frente a la cámara, para mostrarnos ese ascenso en la industria pornográfica japonesa.




Veni Vidi Vici (Suecia)
Del festival de Cannes a dirigir películas porno

10 episodios, 45 minutos / No disponible en España

Karstens Daugaard es un prestigioso director de cine danés, residente en Suecia, que triunfa más en festivales que en la taquilla, pero cuando su última película Veni Vidi Vici es un absoluto fracaso y una ruina económica, observa desesperado como paralizan todos sus proyectos en marcha y se convierte en un apestado para la industria.

Frustrado y con graves problemas económicos para mantener a su familia, decide aceptar un trabajo manual en el matadero industrial propiedad de su suegro, algo que le suma en una gran frustración y depresión.

En ese momento aparece en su vida un viejo amigo de la escuela de cine, Vincent, que le hace una lucrativa oferta para dirigir las películas pornográficas que produce, a lo que Karstens, tras vencer sus lógicas reticencias iniciales, decide acabar aceptando, aunque con la condición de hacer una pornografía de alto nivel y mucho más artística, pero firmando con seudónimo para esconder esa actividad a su familia, algo que le permite ganar mucho más dinero que antes.

La industria del porno en las series

Moana (Italia)
La trágica historia de una gran estrella pornográfica 

2 episodios, 105 minutos / No disponible en España

Moana Pozzi fue la primera gran estrella pornográfica italiana, precediendo en pocos años a la aparición de Rocco Siffredi, en los años ochenta.

La miniserie desarrolla la vida de Moana desde sus inicios en el cine porno en Roma y su ascensión irresistible hasta  convertirse en un auténtico icono sexual de los italianos durante casi dos décadas hasta su trágica muerte por un cáncer de hígado a los 34 años.

Su vida estuvo marcada por una dura existencia infantil, que nunca logró sacudirse completamente de encima a pesar de todos sus esfuerzos.

La industria del porno en las series

Moana Pozzi, la actriz de cine adulto en la que se basa la serie.

Nacho (España)
Un gatillazo nacional

8 episodios, 45 minutos / Disponible en atresplayer

Nacho narra de forma cronológica los inicios de Nacho Vidal en la industria del sexo para adultos, pero planteada como una especie de tabla de salvación de una vida juvenil de trapicheos y pequeños delitos.

De esta manera, verás como evoluciona de hacer actos sexuales en directo a trabajar en películas pornográficas, hasta convertirse en una leyenda del cine pornográfico para adultos, junto a una tormentosa vida privada.

El principal problema de Nacho es que navega dando bandazos entre una comedia canalla y petarda, y un drama existencial, mezclando con muy poca traza, momentos cómicos y casi ridículos, con las tragedias personales del entorno de Nacho Vidal y su caída en una espiral de drogas y estupefacientes.

Esa grave  indefinición narrativa llega a su punto culminante en los episodios 5 y 6 dirigidos por el inclasificable y excéntrico actor/director Eduardo Casanova que convierte la historia en un esperpento ridículo de colores pasteles sin nada que ver con todo lo que habían hecho hasta ese momento.

La industria del porno en las series

Martiño Rivas es Nacho Vidal en ‘Nacho’.

Hard (Francia)
Heredar la empresa de porno familiar

30 episodios, 26 minutos / No disponible en España

Tras la repentina muerte de su marido Sophie descubre a través de su suegra, que su marido no gestionaba una exitosa empresa de software, sino que en realidad era un gran productor de películas pornográficas con la empresa Soph’X como su principal estandarte.

Enfrentada con una realidad que nunca podía haberse imaginado, Sophie duda entre liquidar la empresa mediante una venta rápida para volver a su trabajo de abogada o continuar ella misma al frente de la empresa para seguir el legado de su marido. En esa decisión juega un papel decisivo pagar la elevada hipoteca que había contratado su marido para modernizar la compañía y sobretodo el apoyo de Roy, la gran estrella del cine para adultos y pilar esencial de su productora porno.

El éxito de la serie original generó incluso una secuela brasileña con el mismo nombre de Hard emitida en la rama latinoamericana de HBO Max.




Sexy Beast (Reino Unido)
Independizarse de un contrato leonino

8 episodios, 50 minutos / Disponible en SkyShowtime 

Precuela de la película Sexy Beast ubicada  a principios de la década de los noventa. Gal Dove y Don Logan, son dos grandes amigos que comparten todo tipo de trabajos como raterillos en los bajos fondos londinenses. La especialidad de Gal es reventar cajas fuertes y poco a poco se van haciendo una cierta reputación en el escalafón criminal del East End londinense.

Su suerte puede cambiar cuando reciben el encargo de un poderoso mafioso local Teddy Bass de robar una serie de objetos pertenecientes a un poderoso aristócrata, lo que les obliga a forma una pequeña banda para cometer los asaltos sin dejar huella.

En paralelo Gal conoce y se encapricha de Deedee, una estrella del cine porno británico que quiere independizarse de sus productores actuales para volar por su cuenta y va a arrastrar a Gal en sus problemas, complicándole mucho la vida, en especial con su novia actual Marjorie.

El problema es que una de las contradicciones más importantes de Sexy Beast es el personaje de la actriz porno Deedee Harrison con la habitual moralina de la redención personal y familiar del estigma de haber trabajado en el cine porno para intentar salir al haber encontrado el amor, pero todo mostrado con una pacatería aceptable hasta para el canal Disney.




 

Me voy a abstener de hacer cualquier comentario sobre vuestras posibles reacciones personales frente a toda esta amalgama de series centradas en la lucrativa industria del cine pornográfico, porque es un tema muy personal de cada uno y mejor no meterse en camisas de once varas.

en .