Crítica de 'Renegade Nell’: la fantasía juvenil de Sally Wainwright
Crítica de la serie

‘Renegade Nell’: La alegre fantasía juvenil de Sally Wainwright

Después de cerrar ‘Happy Valley’, la guionista Sally Wainwright vuelve de algún modo al terreno de ‘Gentleman Jack’ con 'Renegade Nell', una serie de época repleta de aventuras, con una carismática protagonista central y con un tono orientado a un público un poco más joven de lo habitual en sus series.

Louisa Harland en 'Renegade Nell'.

Es probable que si preguntamos cuáles son sus guionistas de cabecera a buena parte de los guionistas españoles de series, los nombres que aparecerán con más asiduidad no serán tanto los de David Simon, Aaron Sorkin y demás, sino los de Robert y Michelle King (creadores de The good wife y Evil, entre otras) y la británica Sally Wainwright, un nombre tan vez menos conocido para el gran público, pero que está detrás de una de las series recientes más elogiadas: Happy Valley.

Esa ficción, que seguía a la policía Catherine Cawood (Sarah Lancashire) resolviendo diferentes casos en el condado de Yorkshire mientras, a la vez, lidiaba con el trauma de que el violador de su hija siguiera por ahí, la consagró como alguien a tener en cuenta después de una década escribiendo en televisión desde adaptaciones de Shakespeare a dramas familiares, policiacos variados o la historia de una mujer corriente que acaba siendo Primera Ministra. Renegade Nell

Wainwright (salida, como Russell T. Davies, de la cantera de escritores de Coronation Street) ha mantenido siempre ciertos intereses en todas sus ficciones, como el protagonismo femenino, la importancia de la relación entre hermanas y las preconcepciones y normas sociales que constriñen a estas mujeres. Se aprecian hasta en series en las que ella escribe pero que no crea, como Scott & Bailey, en la que Leslie Sharp y Suranne Jones son dos inspectoras de policía de personalidades muy diferentes, pero que trabajan muy bien juntas. En Happy Valley se nota, además, el peso que el entorno y la sociedad tienen en los personajes, todos pertenecientes a una clase trabajadora que o apenas tiene expectativas de futuro o vive presa de unos sueños que nunca se van a cumplir.

Nell Jackson es, de algún modo, una continuación espiritual de Anne Lister, la mujer real que protagonizaba ‘Gentleman Jack’

Catherine Cawood puede ser el culmen de su obra, por el momento, pero Wainwright es también una guionista que sabe divertirse, y eso está más que presente en Renegade Nell, la serie que ha creado para Disney+ y que, a priori, parece una rareza en su currículum: sigue a una joven del siglo XVIII que huye tras ser acusada de un crimen que no ha cometido y que, mediante una especie de hada, adquiere una fuerza sobrehumana cada vez que se encuentra en peligro.

Renegade Nell

‘Renegade Nell’ está disponible en Disney +.

¿Quién es Nell Jackson? Renegade Nell

Sin embargo, solo lo parece. Nell Jackson es, de algún modo, una continuación espiritual de Anne Lister, la mujer real que protagonizaba Gentleman Jack, la anterior ficción de Wainwright: es enormemente carismática, tiene unas hermanas con las que la relación empieza distante, se mueve entre lo que la sociedad de la época considera femenino y masculino y ella misma toma las riendas en cualquier situación complicada.

Esa impulsividad, por otro lado, es lo que la mete en problemas. La música, los paisajes y las mansiones remiten igualmente a la serie de BBC y HBO sobre la terrateniente y su propósito de vivir como un matrimonio respetable con Anne Walker, pero el tono aquí es más de aventuras y de fantasía un poco más juvenil. Nell recibe la ayuda de esa suerte de Campanilla, interpreta por Nick Mohammed (Ted Lasso), cada vez que está en peligro, pero desconoce por qué y si obedece a algún tipo de plan. Lo que los espectadores sí sabemos es que, con toda seguridad, acabará involucrada en los planes de un siniestro consejero de la reina que, además, utiliza magia negra para conseguir sus objetivos.

Una gran interpretación central de Louisa Harland, famosa por Orla de ‘Derry Girls’ y que aquí se convierte en una heroína a quien no quieres dejar de ver

A este panorama hay que añadir a un noble arruinado que se dedica a asaltar caminos y a dos hermanos aristócratas que son los principales antagonistas de Nell. De ellos, la mujer refuerza aún más la mirada femenina de la serie al ir evolucionando hacia la persona a la que Nell debería temer, mientras ellos se presentan como tipos demasiado tendentes a subestimar a sus rivales y a creer que solo ellos están en posesión de la verdad. Es una clásica historia de héroes improbables contra fuerzas oscuras, presidida en todo momento por un sentido de la diversión que se agradece mucho, y de la que nunca se está muy seguro de por dónde se va a mover. Podemos hacernos una idea desde el principio de cuál va a ser el destino final de Nell, pero el camino para llegar hasta allí toma unos cuantos desvíos.

En las críticas que se han publicado en Estados Unidos de la serie se apunta que el mundo creado en ella, que tiene el contexto histórico del reinado de Ana de Gran Bretaña (a quien algunos espectadores conocerán por la película La favorita), siempre está a punto de desmoronarse, pero esa voluntad por pasárselo bien termina por imponerse. A ello ayuda la gran interpretación central de Louisa Harland, famosa por ser la poco brillante Orla de Derry Girls y que aquí se convierte en una heroína a quien no quieres dejar de ver, capaz de adoptar todo tipo de acentos diferentes y, eso sí, disfraces en los que hay que poner de nuestra parte para que creamos que nadie se dé cuenta de que no es un hombre.

Renegade Nell

Louisa Harland es la carismática Nell Jackson en ‘Renegade Nell’.

La diversión ante todo

Pero esa es parte de la gracia de Renegade Nell. Es un entretenimiento que utiliza muchas de las convenciones de la fantasía con tintes históricos (excluyendo el inevitable romance) y que invita al espectador a entrar en su juego en el que la pretensión principal es que nos divirtamos tanto como Nell cuando adquiere sus poderes y es capaz de apalizar a todo un grupo de bandoleros. Todos los personajes tienen, conscientemente, un lado que no puede tomarse demasiado en serio. La magnate de la prensa interpretada por Joely Richardson, por ejemplo, es el caso más claro, con sus vestidos alocados, su asistente paródico y su objetivo de vender cuantos más periódicos, mejor, inventándose las cosas más sacadas de quicio sobre esa bandida de fuerza sobrenatural.

Nell es una heroína imperfecta, carismática, con un corazón más grande de lo que a ella le gustaría reconocer, y está rodeada de un grupo de secundarios memorable y muy entretenido

Por contra, los villanos son quienes se toman a sí mismos totalmente en serio y se creen los más importantes. Y son poderosos, por supuesto, y no solo por su manejo de la magia negra, sino porque tienen el dinero y la posición social para que cualquier intento de Nell Jackson de acabar con ellos parezca inalcanzable.

Esa consciencia de clase es otra de las constantes en la obra de Sally Wainwright, incluso cuando su protagonista era una mujer de la nobleza rural como Anne Lister. Nell sabe que, por ser pobre, su voz prácticamente no cuenta nada, y en sus peripecias se topa constantemente con ejemplos de la injusticia social y la extrema desigualdad de la época. Por supuesto, es otro elemento de las aventuras más clásicas, tener a un héroe (o heroína) que quiere luchar por un mundo más justo.

Renegade Nell

Alice Kremelberg es Sofia Wilmot en ‘Renegade Nell’.

Después de Happy Valley, habrá quien esté tentado de descartar Renegade Nell como una serie menor dentro de la obra de Sally Wainwright, pero sería un error. Apostar por la diversión, por la aventura y por no tomarse a sí mismo demasiado en serio merece la misma consideración que historias dramáticas y serias como un infarto, que dicen los angloparlantes. Nell Jackson es una gran heroína imperfecta, carismática, con un corazón más grande de lo que a ella le gustaría reconocer, y está rodeada de un grupo de secundarios memorable y muy entretenido. Disney+, nos gustaría saber cómo siguen las vidas de las hermanas.

en .