Gwendoline Christie (Brienne) habla de «la escena» y el final del personaje
'Juego de Tronos' (8x04)

Gwendoline Christie (Brienne) habla de «la escena» y el final del personaje

Jaime y Brienne en el capítulo 8x04 de 'Juego de Tronos' / Crédito: HBO

"Me avergonzaba enfrentar mi androginia, mi fuerza o mi masculinidad, y me vi obligada a confrontar todas esas cosas para meterme en el personaje y eso ha sido un gran regalo", ha confesado Christie.

Cuando Gwendoline Christie se refiere a su personaje, Brienne de Tarth, el que le ha ocupado ocho años de su carrera, en una entrevista para Variety, confiesa: «espero poder hacer más en el futuro». Y cuando el periodista le pregunta si la recién nombrada Caballero de los Siete Reinos viajará o no hacia el sur detrás de (su amor) Jaime, la actriz británica contesta esquiva: «Es un espectáculo emocionante, ¿verdad?». Pero lo cierto es que en estos primeros episodios de la octava temporada, la audiencia de Juego de Tronos ha visto un lado completamente nuevo de la rígida y temible Brienne.

En este sentido, cuando es preguntada por el gran momento, cuando pierde la virginidad con el varón de los Lannister -una solución a la tensión sexual tan aplaudida como criticada-, Christie responde que le encantó que ese (Jaime) fuera su elección, ya que su personaje se había comprometido a ser feliz de una vez. «Ella ha decidido soltar la armadura… Era esencial que el personaje evolucionara más allá de lo que habíamos visto hasta ahora, que era su fuerza y ​​habilidad en la lucha y el combate físico. Podemos ver algo más del mundo emocional de esta mujer y cómo se ha desarrollado a lo largo de los años».

El final de Brienne es

Christie recuerda cómo filmó el emotivo momento en el que Jaime deja a Brienne y se dirige al sur para lidiar con la situación de Cersei, que resultó ser en Belfast, en el escenario de Invernalia, el lugar donde todo comenzó para ella. «Recuerdo que fui a hacer mi entrenamiento de espada y equitación y ahí es donde nació el personaje. Es donde se desarrolló por primera vez la relación con Nikolaj Coster-Waldau. Ha sido una experiencia que ha cambiado mi vida más allá de toda comprensión y me ha proporcionado una carrera de interpretación», añade Christie.

Agrega que fue un alivio finalmente rodar una escena en la que ella no llevara «una armadura bellamente diseñada pero asfixiante». Al final de su último día en el set, Christie dice que los showrunners David Benioff y D.B. Weiss dieron un discurso y le hicieron un cumplido que la hizo «llorar durante dos horas». Dice, además, que el final de la historia de Brienne le parece la «conclusión más natural» posible.

«Brienne realmente me hizo examinar las partes de mí misma que creía que tenían que ocultar, que sentía que la sociedad me decía que no eran lo suficientemente buenas», dice Christie. «Me avergonzaba enfrentar mi androginia, mi fuerza o mi masculinidad, y lo que sentía por el poder femenino y la política de género y las inconsistencias en mi cuerpo y rostro. Me vi obligada a confrontar todas esas cosas para meterme en el personaje y eso ha sido un gran regalo».

Escrito por Serielizados (@serielizados) en mayo 2019.