‘Czarne lusterko’, el ‘Black Mirror’ polaco de Netflix
Cortos inspirados en la serie

‘Czarne lusterko’, el ‘Black Mirror’ polaco de Netflix

czarne lusterko black mirror polonia serielizados
La serie que bebe de la obra de Charlie Brooker está disponible en YouTube, con subtítulos en inglés.

No cabe duda de que Black Mirror, además de proporcionarnos material para nuestras pesadillas tecnológicas, ya es todo un referente en la televisión contemporánea. La división polaca de Netflix también ha ofrecido la serie creada por Charlie Brooker, llamada allí Czarne lustro. Pero, como cuenta i-D, en Polonia han ido más allá y han creado cuatro capítulos propios, de entre 8 y 20 minutos de duración, que están disponibles en YouTube con subtítulos en inglés. La serie se llama Czarne lusterko, que se podría traducir como Little Black Mirror, para diferenciarla de la original.

Los episodios polacos tienen muchos puntos en común con la serie de Brooker, con la misma temática, también centrada en las relaciones y la tecnología, y con finales desoladores. También comparten los títulos de crédito y la presencia recurrente de la canción “Anyone Who Knows What Love Is (Will Understand)”.

Aquí podéis ver los cuatro capítulos:

  • “Rozstanie”, de Krzysztofa Gonciarza

El videobloguero Krzysztof Gonciarz de TOFU Media es el responsable de “La separación”, un capítulo que difumina realidad y ficción jugando con la habilidad de los videoblogueros de manipular e influir en las emociones.

  • “Suma szczęścia”, de Martina Stankiewicza

La humorista especializada en sketches Martina Stankiewicza ha dirigido “La Suma de la Felicidad”, una crítica de la creciente dependencia de las aplicaciones de bienestar.

  • “69.90”, de Emce Kwadrat

El equipo del canal de ciencia Emce Kwadrat está detras de “69.90”, que vislumbra la soledad en una era de videojuegos inmersivos.

  • “1%”, del Grupy Filmowej Darwin

El grupo de cineastas Darwin, un estudio especializado en las webseries satíricas, el sorprendente y capítulo “1%”, centrado en la bioética.

Escrito por David Canto en abril 2018.