Ryan Murphy cambia Netflix por Disney
Despedidas y reencuentros

Ryan Murphy cambia Netflix por Disney

Cinco años después de su acuerdo multimillonario con Netflix, Ryan Murphy abandona la conocida plataforma para unirse a la casa de Mickey Mouse.
Ryan Murphy

Tras un acuerdo de 300 millones de dólares en 2018 que expirará este julio, Ryan Murphy vuelve a su lugar de origen (más o menos).

Al parecer, el creador de las famosísimas Glee y American Horror Story tiene previsto dejar Netflix para firmar un nuevo contrato con Disney Corporation, algo que le permitirá volver a trabajar con muchos de sus colaboradores de 20th Century Fox TV.

Según un informe de Bloomberg, Murphy aún no ha finalizado su acuerdo con Disney, pero ya lleva un año negociando con la plataforma y, al parecer, ha logrado cerrar la mayoría de los detalles antes de que comenzara la huelga de guionistas en mayo.

Si el acuerdo se lleva finalmente a cabo, Murphy volverá a reunirse con Dana Walden, la CEO y jefa de Fox Television cuando Murphy trabajó allí desde 2003 hasta 2018.

Bajo el liderazgo de Walden, Murphy creció hasta convertirse en uno de los showrunners más prometedores y exitosos de la industria, gracias a series de éxito como Glee para Fox y American Horror Story, American Crime Story y Pose para FX. Posteriormente, Walden se unió a Disney cuando la compañía adquirió Fox en 2019, y actualmente es la co-presidente de Disney Entertainment y responsable de supervisar la producción televisiva.

Ryan Murphy

Ryan Murphy con Evan Peters, uno de los actores que han aparecido más recurrentemente en sus series.

Cuando Murphy dejó Fox por Netflix, su acuerdo de 300 millones de dólares se convirtió uno de los mayores contratos de la historia para un creador de televisión. Sin embargo, desde el punto de vista crítico y comercial, sus series no estuvieron la altura de su trabajo en Fox. Una colaboración que le valió seis Emmys de 36 nominaciones.

A diferencia del éxito descomunal de Bridgerton e Inventing Anna de Shonda Rhimes (otra gran showrunner que llegó a Netflix a través de un acuerdo al mismo tiempo), muchos de los programas de Murphy -incluyendo The Politician, Hollywood, Ratched y Halston– no lograron atraer a un gran número de espectadores, y fueron recibidos, en su mayoría, negativamente por la crítica.

Pero las cosas empezaron a cambiar para Murphy en Netflix el año pasado, gracias a las series sobre crímenes reales The Watcher y Dahmer. Ambas están actualmente entre las 10 más populares de Netflix en lengua inglesa y han sido renovadas por segundas temporadas.

Murphy, que siguió haciendo series para Disney a pesar de tener contrato con Netflix -las nuevas temporadas de 9-1-1 y American Crime Story-, también seguiría haciendo series para Netflix tras su traslado a Disney. Ahora solo queda esperar y ver cuales serán sus éxitos del futuro.

Serielizados

en .