Natasha Lyonne confiesa que ‘Russian Doll’ está basada en su vida
'Russian Doll'

Natasha Lyonne confiesa que ‘Russian Doll’ está basada en su vida

Natasha Lyonne interpreta a Nadia en 'Russian Doll' / Foto: Netflix

Natasha Lyonne no es únicamente cocreadora de la nueva producción de Netflix, sino que se inspiró en sus propias vivencias para crearla.

El pasado mes de febrero Natasha Lyonne -conocida por su período de siete temporadas como Nicky Nichols en la serie Orange is the New Black– estrenó la nueva serie de Netflix, Russian Doll, la comedia de la que es cocreadora.

«Amy [Poehler] me llamó una tarde y me dijo: ‘Siempre has sido la chica más vieja de la sala, ¿quieres hacer un show sobre ello?'», ha confesado Lyonne. El resultado fue un primer piloto titulado Old Soul, título que NBC optó por rechazar. Pero el coraje de Amy Poehler (cocreadora de la serie) y Maya Rudolph mantuvo a Lyonne trabajando. Con el tiempo, convirtió personas en personajes y temas propios en Russian Doll, una serie que describió como una «realidad viva».

La protagonista ha reconocido que la premisa de la serie está basada en su vida, en su propia experiencia personal, ya que estuvo cerca de morir en varias ocasiones debido a la adicción. Durante los años 2000, su vida se descontroló. Fue arrestada por conducir ebria, enfrentó cargos adicionales por uso de drogas y por no comparecer ante el tribunal, y fue sometida a rehabilitación y cirugía de emergencia. Por lo que su personaje, Nadia, se convirtió en una versión de sí misma.

«Esta cosa es realmente mi bebé. He estado pensando en ello probablemente durante toda mi vida, y ciertamente en mis días más oscuros en la vida», reconoce Lyonne a Metro.

Lyonne  considera que se trata de una historia sobre el fracaso ya que su personaje se encuentra en un camino autodestructivo y solo después de morir y revivir los últimos momentos de su vida una y otra vez, empieza a abrir su mente y su corazón a los demás. Russian Doll ensalza el valor de la bondad hacia el prójimo y demuestra cómo eso puede ayudarnos a ser buenos con nosotros mismos.

Escrito por Itziar López en marzo 2019.